Cuanto cuesta legalizar un contrato de alquiler

Contrato de alquiler a corto plazo de Legalzoom

Un “contrato de alquiler de vivienda” es un contrato oral o escrito entre un propietario y un inquilino, que otorga al inquilino el derecho a vivir en una casa o apartamento.  Este artículo describe brevemente varios conceptos comunes que tienen que ver con los arrendamientos residenciales y los deberes de los arrendadores y los inquilinos.

Para ser ejecutable en Maryland, un contrato de alquiler residencial debe cumplir ciertos requisitos.  Por ejemplo, la ley de Maryland limita los cargos por mora, establece requisitos de notificación y protege a los inquilinos de muchas disposiciones del contrato de arrendamiento, incluidas las sentencias confesadas, las renuncias al derecho a un juicio con jurado y ciertas sanciones. En general, los menores de edad están sujetos a normas diferentes en los contratos.

Los propietarios deben permitir que los inquilinos se muden en la fecha acordada. También deben proporcionar a los inquilinos una propiedad “habitable”. Esto incluye proporcionar ciertos servicios básicos, así como no molestar al inquilino de forma injustificada o permitir que otros lo molesten. Estas obligaciones forman parte del “pacto de disfrute tranquilo”. Si el propietario incumple el pacto de disfrute tranquilo, se denomina “desalojo constructivo”.

Cuánto cuesta redactar un contrato de alquiler

Aunque tanto los contratos de alquiler orales como los escritos son vinculantes, los acuerdos escritos evitan malentendidos y son más fáciles de aplicar. A menos que el acuerdo especifique un plazo definitivo, un contrato de alquiler es de mes a mes o de semana a semana, dependiendo de cuándo pague el inquilino el alquiler. Los arrendamientos de mes a mes requieren un preaviso de 30 días antes de la terminación; los de semana a semana requieren un preaviso de 7 días. Una amenaza para la salud o la seguridad en la vivienda no requiere aviso previo.

Un contrato de alquiler adecuado debe incluir: la dirección de la propiedad alquilada, el nombre y la dirección del propietario, la unidad de vivienda alquilada, el importe del alquiler, la(s) persona(s) que ocupará(n) la unidad, el importe y la naturaleza del depósito, las fechas de pago del alquiler, el plazo del contrato, si el propietario o el inquilino pagará los servicios públicos y si el propietario o el inquilino será responsable del mantenimiento de la propiedad. El inquilino y el propietario también deben preparar una lista de los defectos de la vivienda en el momento del alquiler para que la responsabilidad quede clara desde el principio.

¿Qué es un contrato de leasing para un coche?

Es posible que no muchos nuevos inquilinos conozcan la diferencia entre contrato de alquiler y arrendamiento hasta que su nueva situación les obligue a entender el enigma del contrato de alquiler frente al arrendamiento.      Aunque los dos términos -arrendamiento y alquiler- suelen utilizarse indistintamente, no es lo mismo arrendar una vivienda que alquilarla.

Un contrato de alquiler, un documento firmado entre el inquilino y el propietario para formalizar el proceso de alquiler, puede ser un contrato de arrendamiento o una licencia.  El hecho de que un arrendamiento pueda ejecutarse mediante una licencia o un contrato de arrendamiento se decide principalmente por el periodo de arrendamiento. Tenga en cuenta que ambos acuerdos se rigen por leyes diferentes y, por tanto, tienen características distintas.

El artículo 105 de la Ley de Transferencia de Propiedad de 1882 define los arrendamientos. Según esta sección, un arrendamiento “es una transferencia de un derecho a disfrutar de una propiedad, hecha por un tiempo determinado, expreso o implícito, o a perpetuidad, en consideración de un precio pagado o prometido, o de dinero, una parte de las cosechas, un servicio o cualquier otra cosa de valor, que se debe prestar periódicamente o en ocasiones específicas al cedente por el cesionario, que acepta la transferencia en tales términos”.

Qué hace que un contrato de arrendamiento sea legalmente vinculante

Es importante recordar al leer este folleto que muchas de las disposiciones legales pueden modificarse por acuerdo entre el propietario y el inquilino.    Por eso siempre es una buena práctica tener un contrato de alquiler por escrito y familiarizarse con sus disposiciones antes de firmarlo.

Los propietarios suelen exigir a los posibles inquilinos que rellenen una solicitud.    Los propietarios también pueden exigir a los posibles inquilinos que paguen una tasa de solicitud (que puede no ser reembolsable).    Esta tasa suele utilizarse para cubrir el coste de la comprobación de las referencias del inquilino (antiguos propietarios, empleo, oficina de crédito, etc.).    Los inquilinos deben preguntar si estas tasas son reembolsables y pueden solicitar un recibo de pago.    Estas tasas no deben confundirse con los depósitos de seguridad.

Cuando un inquilino se compromete a alquilar una casa, un apartamento, una habitación u otra vivienda a un propietario por un alquiler mensual específico, ambos han firmado un contrato que suele denominarse contrato de arrendamiento.    El acuerdo puede ser oral o escrito.    Es un acuerdo de alquiler, y eso significa que hay ciertos términos y derechos definidos por la ley.

Ir arriba