Incoación de expediente disciplinario

Procedimiento de los procedimientos disciplinarios

(a) Recepción de información. Cualquier persona, incluyendo cualquier empleado de la OCC, que tenga razones para creer que una persona que ejerce ante la OCC en calidad de representante ha incurrido en cualquier conducta que podría servir como base para la censura, suspensión o inhabilitación en virtud del artículo 19.192, puede hacer un informe al respecto y enviarlo a la OCC o a la persona en la que el Contralor pueda delegar la responsabilidad de tales asuntos.

(b) Censura sin procedimiento formal. Al recibir información sobre la calificación de un individuo para ejercer ante la OCC, el Contralor o el delegado del Contralor puede, después de dar al individuo la notificación y la oportunidad de responder, censurar a dicho individuo.

(c) Inicio de un procedimiento disciplinario formal. Cuando el Contralor tenga motivos para creer que una persona que ejerce ante la OCC en calidad de representante ha incurrido en una conducta que podría servir de base para la censura, la suspensión o la inhabilitación en virtud de lo dispuesto en el artículo 19.192, el Contralor podrá, tras notificar a la persona y darle la oportunidad de responder, iniciar un procedimiento disciplinario formal contra dicha persona. El procedimiento se llevará a cabo de conformidad con el artículo 19.199 y se iniciará mediante una denuncia en la que se mencione a la persona como demandada y que esté firmada por el interventor o su delegado. Salvo en casos de dolo, o cuando el tiempo, la naturaleza del procedimiento o el interés público no lo permitan, no podrá iniciarse un procedimiento en virtud de esta sección hasta que se haya informado por escrito al demandado de los hechos o la conducta que justifican la apertura de un procedimiento y se le haya dado la oportunidad de cumplir todos los requisitos legales o de tomar las medidas necesarias para remediar la conducta que motiva el inicio del procedimiento.

Última sentencia del Tribunal Supremo sobre el procedimiento disciplinario

Si un estudiante, profesor o miembro del personal considera que existe una condición en la que el comportamiento de un estudiante es insatisfactorio o está en violación de las políticas, reglas, normas o procedimientos del Colegio, ese individuo puede presentar una queja contra un estudiante. Se hará todo lo posible para resolver las quejas o problemas en el punto de origen. Con la excepción de una queja por discriminación o acoso, incluyendo el acoso sexual, se debe seguir el siguiente proceso. Las quejas por discriminación y/o acoso, incluido el acoso sexual, deben presentarse en la Oficina de Recursos Humanos. El proceso para investigar una queja de discriminación o acoso sexual puede obtenerse en el Centro de Éxito Estudiantil, Sala N117, o en la Oficina de Recursos Humanos, Sala N171.

Si la resolución de la queja o la acusación disciplinaria se alcanza de manera informal, el estudiante deberá firmar un acuerdo por escrito (si se considera apropiado). El acuerdo deberá describir las disposiciones de la resolución e indicar que el estudiante estaba al tanto, pero renunció al derecho a una audiencia formal.

Anulación del procedimiento disciplinario

Cuando se concluye una investigación, el asunto se somete a la Comisión para una determinación final. Cuando se justifica, la Comisión puede autorizar al Administrador de Quejas a presentar una queja formal alegando mala conducta profesional contra un abogado (demandado), como lo autoriza el MCR 9.109(B)(6).

Una queja formal se presenta ante la Junta de Disciplina de Abogados, que es el brazo de adjudicación de la Corte Suprema de Michigan que implica la disciplina de los abogados de Michigan. El ADB nombra un panel de audiencia compuesto por tres abogados voluntarios para presidir el asunto. El asunto puede decidirse a través de una audiencia pública tras la cual el panel de audiencia debe emitir un informe que determine si el abogado incurrió en mala conducta.

Si no se constata mala conducta, la denuncia formal debe ser desestimada. Si se encuentra una mala conducta, el panel de audiencia debe celebrar una audiencia sobre la disciplina apropiada a imponer. Alternativamente, el Administrador de Reclamaciones y el demandado pueden presentar una estipulación de orden disciplinaria consentida sin necesidad de una audiencia. El panel de audiencia puede imponer una disciplina pública consistente en una amonestación, suspensión, inhabilitación o libertad condicional.

Procedimiento disciplinario contra un funcionario en comisión de servicio

(a) El MPD tendrá plena autoridad, en virtud de los procedimientos establecidos de conformidad con el § 5-133.06, para iniciar un procedimiento disciplinario contra un funcionario del MPD con respecto a una acusación de mala conducta dentro del ámbito del § 5-1107 antes de la presentación oportuna de una queja ante la Oficina.

(b) Si el MPD ha iniciado un procedimiento disciplinario contra un agente del MPD por presunta mala conducta, la posterior presentación oportuna ante la Oficina de una queja contra el mismo agente o agentes, alegando la misma mala conducta, no impedirá que el MPD proceda con su propio proceso disciplinario. El hecho de que el MPD haya iniciado un proceso disciplinario contra un oficial de policía por supuesta mala conducta tampoco impedirá que la Oficina procese una queja que haya sido presentada oportunamente contra el mismo oficial y que alegue la misma mala conducta, excepto que el Jefe de Policía no podrá sancionar al mismo oficial más de una vez por el mismo acto u omisión que constituya mala conducta.

(c) Cuando el MPD no haya iniciado un procedimiento disciplinario contra un oficial de policía antes de la presentación oportuna de una queja ante la Oficina, el MPD no iniciará un procedimiento disciplinario contra el oficial o los oficiales de policía sujetos con respecto a la mala conducta alegada en dicha queja hasta que la Oficina disponga de la queja.

Ir arriba