Iva en prestacion de servicios intracomunitarios

Normas del IVA intracomunitario sobre el lugar de prestación de servicios

Cuando se compran bienes o servicios a proveedores de otros países de la UE, la inversión del sujeto pasivo traslada la responsabilidad del registro de una operación de IVA del vendedor al comprador de ese bien o servicio.

De este modo, se elimina o reduce la obligación de los vendedores de registrarse a efectos del IVA en el país donde se realiza el suministro.    Si el proveedor incurre en algún tipo de IVA local sobre los costes relacionados con el servicio o los bienes suministrados en virtud del mecanismo de inversión del sujeto pasivo, puede recuperarlo mediante una reclamación del IVA de la UE.

El mecanismo de inversión del sujeto pasivo se creó cuando se reformó el sistema del Impuesto sobre el Valor Añadido de la Unión Europea para el lanzamiento del mercado único en 1993, con el fin de ayudar a simplificar la declaración del IVA en los 27 Estados miembros.

Cuando se aplica el mecanismo de inversión del sujeto pasivo, el receptor de los bienes o servicios declara en su declaración de IVA tanto su compra (IVA soportado) como la venta del proveedor (IVA repercutido).    Desde el punto de vista de las autoridades, pueden ver la transacción declarada en las casillas especiales previstas en las declaraciones para las entregas de bienes o servicios transfronterizos.

Entrega intracomunitaria

El hecho imponible se produce en la fecha de la entrega en el territorio durante una adquisición intracomunitaria, salvo en los casos en que el hecho enumerado en el apartado 4 del artículo 7 de la VATA se produzca en la fecha en que se inicie el envío de los bienes a su destino.

El IVA de una entrega intracomunitaria se devenga el día 15 del mes siguiente al que se produce el hecho, o el día de la expedición de la factura si ésta se emite antes del día 15 del mes siguiente (con la excepción de los casos en que se haya expedido antes de la fecha del hecho imponible efectivo).

En los casos de entregas continuas o periódicas de bienes dentro de la UE, según el art. 7 (1-4) de la VATA, cuando se prolongan durante más de un mes natural, el impuesto se devenga al final de ese mes y cada mes hasta la finalización de las entregas, en cuyo caso el devengo se produce en la fecha de la terminación.

Según la VATA, existen varios criterios para determinar el lugar de la entrega cuando se transportan los bienes, a saber: si el transporte se realiza dentro o fuera de la UE, si el destinatario es sujeto pasivo o no, así como el lugar de entrega efectiva de los bienes.

Entregas de bienes intracomunitarias exentas de IVA

Para emitir una factura, si su cliente es una empresa o profesional, el primer paso será averiguar si tanto usted como su cliente están registrados en el ROI (registro de operadores intracomunitarios). Si ambos están registrados como operadores intracomunitarios, la factura se emitirá sin IVA. En caso contrario, la factura deberá emitirse con el IVA habitual, exactamente igual que si su cliente estuviera en España.

Otra posibilidad es que su cliente sea un consumidor final. En este caso, sus facturas deben llevar simplemente el tipo de IVA que se aplica habitualmente, con una excepción: para los productos o servicios electrónicos vendidos a consumidores finales de otros países de la UE, se aplica el IVA vigente en el país de residencia del cliente.

En caso de recibir una factura de un proveedor intracomunitario, debe aplicarse la inversión del sujeto pasivo, lo que implica que el comprador, en lugar del vendedor, es el responsable de recaudar el IVA. Para ello, es necesario que tanto el comprador como el vendedor estén registrados en el citado ROI, por lo que la factura debe ser sin IVA.

Lugar de prestación de servicios

La Autoridad Independiente de Ingresos Públicos (I.A.P.R.) emitió la Circular E.2019/2022 que proporciona directrices para la aplicación de las correcciones rápidas transpuestas en el Código del IVA griego (L. 2859/2000) en consonancia con las respectivas normas de la UE a través de las disposiciones de la L. 4714/2020 (Boletín del Gobierno Α’ 148).

De acuerdo con el artículo 7a del Código del IVA griego, el transporte por parte de un sujeto pasivo de bienes de su empresa a otro Estado miembro de la UE no se considera una entrega de bienes según el apartado 3 del artículo 7 del Código del IVA, en el contexto del régimen de existencias a disposición de un comprador identificado, cuando se cumplen acumulativamente las siguientes condiciones

– Los bienes son transportados a otro Estado miembro de la UE por un sujeto pasivo/proveedor, con el fin de ser entregados en ese Estado miembro en una fase posterior y tras su llegada física a dicho Estado miembro, a otro sujeto pasivo/adquirente.

– El proveedor inscribe el transporte de bienes en un registro especial e incluye en su estado recapitulativo el número de identificación a efectos del IVA del adquirente que le fue concedido en el Estado miembro de llegada del bien.

Ir arriba