Los contratos de arrendamiento se renueva automaticamente

Cómo librarse de la renovación automática del arrendamiento

Un arrendamiento es un contrato que obliga al arrendatario, o usuario, a pagar al arrendador, o propietario, por el uso de un bien durante un periodo de tiempo determinado. Los arrendamientos son comunes para el alquiler de propiedades o para el uso de equipos, vehículos o maquinaria e instalaciones. Cuando el activo que se alquila es un bien tangible, también puede denominarse contrato de alquiler.

Cuando un contrato de arrendamiento vence, tanto el arrendador como el arrendatario tienen algunas opciones disponibles. El arrendatario puede desalojar el inmueble o renunciar a él, o las dos partes pueden acordar una renovación del contrato. Esta opción puede requerir cierta renegociación de los términos del nuevo contrato. La última opción es prorrogar el contrato. Las condiciones del contrato original suelen seguir en vigor, pero el plazo de la prórroga suele ser más corto. Así, en el caso de una vivienda en alquiler, el propietario puede mantener algunas de las condiciones originales del contrato, como el importe del alquiler, pero ampliar el periodo de alquiler para el arrendatario.

La prórroga del contrato es un documento formal que debe incluir ciertos detalles. Debe nombrar a todas las partes implicadas en el acuerdo, así como las fechas en las que comienza y termina la prórroga. El documento de prórroga también debe hacer referencia al acuerdo anterior que se prorroga. Algunas prórrogas de contratos de alquiler -especialmente en el sector inmobiliario- se conceden automáticamente. Pueden especificar una determinada duración de la prórroga o permitir el uso de la propiedad mes a mes.

¿Se renueva automáticamente un contrato de alquiler?

¿Es su contrato renovable automáticamente ejecutable? Stan Barrett|8 de diciembre de 2020El establecimiento de contratos que se renueven automáticamente ofrece evidentes ventajas comerciales, pero también podría dar lugar a una responsabilidad no deseada…¿Es su contrato renovable automáticamente ejecutable? El establecimiento de contratos que se renueven automáticamente ofrece evidentes ventajas comerciales, pero también podría dar lugar a una responsabilidad no deseada…

Establecer contratos que se renueven automáticamente ofrece evidentes ventajas comerciales, pero también podría dar lugar a una responsabilidad involuntaria si no se cumplen las leyes y reglamentos aplicables. A medida que aumenta el uso de los servicios de suscripción por parte de las empresas, muchos estados han adoptado restricciones a su uso, mientras que otros estados, como Nueva Jersey, están considerando limitar su aplicabilidad.    Estas leyes y reglamentos estatales complementan las restricciones federales sobre las renovaciones automáticas, plasmadas tanto en los principios promulgados por la Comisión Federal de Comercio (“FTC”) para orientar a los comerciantes sobre los usos de las renovaciones automáticas que no constituyen prácticas desleales (véase el 15 U.S.C. § 45(a)(1) (“Sección 5 de la Ley FTC”) como en la Ley de Restablecimiento de la Confianza del Comprador en Línea (“ROSCA”).

El arrendador nunca envió la renovación del contrato

son inaplicables. Algunas leyes estatales regulan las cláusulas de renovación automática; por ejemplo, algunos estados exigen que dichas cláusulas sean rubricadas por el inquilino, o requieren que el arrendador notifique la renovación con un número de días de antelación; sin embargo, las localidades de un estado también pueden regular dichas cláusulas, de modo que pueden ser ejecutables en virtud de la legislación estatal, pero no de la local. Por lo tanto, hay que consultar las leyes de su zona para determinar los requisitos aplicables. Por ejemplo, las leyes del estado de California exigen que las cláusulas de renovación automática estén impresas en negrita de ocho puntos para que sean aplicables, pero las leyes locales pueden imponer otros requisitos.

¿Puede un contrato de arrendamiento comercial renovarse automáticamente?

Es importante saber qué tipo de contrato de alquiler tienes ahora. Un “contrato de arrendamiento de duración determinada” tiene un final definido. Un contrato de “auto-renovación” o “auto-extensión” se renovará según lo que diga el acuerdo. Algunos contratos de arrendamiento repiten automáticamente el plazo original. Por ejemplo, un contrato de un año puede repetirse en otro de un año. Otros contratos se convierten en contratos de arrendamiento a voluntad o mes a mes.

Lo único que no debes hacer es ignorar el vencimiento de un contrato de alquiler. Si el contrato expira sin que el propietario o el inquilino tomen alguna medida, ambas partes quedan en la incertidumbre. Según el contrato, el inquilino no podía tener una mascota. Si el contrato ha expirado, ¿significa eso que ahora se permite tener una mascota?

Si el contrato de arrendamiento expira sin acción o renovación, el inquilino no se convierte en un ocupante ilegal. Según la ley de Massachusetts, se convierte en un “inquilino a voluntad” o en un “inquilino por obligación”. La diferencia estriba en si tienen el permiso del propietario para quedarse. Un “inquilino a voluntad” tiene permiso. Un “inquilino por voluntad propia” no lo tiene.  Los distintos tipos de arrendamiento tienen normas diferentes.

Ir arriba