Se cobra iva a un cliente intracomunitario

Exención del IVA intracomunitario

Toda empresa europea sujeta al IVA tiene un número de IVA intracomunitario, también conocido como “número de identificación fiscal” (NIF). Este número es emitido gratuitamente por la autoridad fiscal de cada país miembro de la Unión Europea.

El número de IVA es nacional y siempre comienza con las dos o tres primeras letras del país emisor. Cada empresa tiene un número único que, además, es imposible de cambiar. Una empresa sólo puede tener un número de IVA por Estado miembro, aunque puede tener un número de IVA en cada Estado miembro. Para saber más sobre cómo obtener un número de IVA en otro Estado miembro, vaya a nuestra página de agentes fiscales.

El número de identificación fiscal (número de IVA intracomunitario) de las empresas de los Estados miembros de la Unión Europea se recoge en una base de datos informática que puede consultarse en el sitio web oficial de la UE, Europa. La validez de los números de IVA de clientes y proveedores puede verificarse en esta base de datos. Es aconsejable conservar la prueba de validación del número. Esta prueba también es muy útil en caso de auditoría fiscal. Además, es importante comprobar cada nuevo cliente o proveedor y realizar la verificación con regularidad. Algunos países pueden desactivar un número de IVA de un día para otro.

Suministro intracomunitario de servicios

Si su empresa tiene dos números de IVA, uno en Alemania y otro en Francia, puede preguntarse por qué cobra el IVA en Alemania pero no en Francia por dos prestaciones que son similares en ambos países. La respuesta está en las normas de inversión del sujeto pasivo del IVA, que los países pueden aplicar de forma diferente en cada caso.

Por regla general, las empresas repercuten el IVA en las entregas y lo deducen en las compras. El mecanismo de inversión del sujeto pasivo es una desviación de esta regla en la que el proveedor no carga el IVA en la factura y el cliente paga y deduce el IVA simultáneamente a través de la declaración del IVA. El cliente pagará el importe neto al proveedor, pero al cumplimentar la declaración del IVA, calculará manualmente el IVA de la factura con inversión del sujeto pasivo e informará de ese importe como IVA soportado y como IVA repercutido, con lo que el flujo de caja del cliente y del proveedor será nulo. En algunos casos, no se permite la deducción total de acuerdo con las normas de exención parcial.

Si se aplica la inversión del sujeto pasivo (véanse las posibles situaciones), deberá emitir una factura sin IVA y su cliente autoliquidará el importe del IVA. En una operación de inversión del sujeto pasivo debemos dividir los requisitos para el proveedor y el cliente:

Anulación de la adquisición intracomunitaria

Cuando se compran bienes o servicios a proveedores de otros países de la UE, el mecanismo de inversión del sujeto pasivo traslada la responsabilidad del registro de una operación de IVA del vendedor al comprador de ese bien o servicio.

De este modo, se elimina o reduce la obligación de que los vendedores se registren a efectos del IVA en el país donde se realiza el suministro.    Si el proveedor incurre en algún tipo de IVA local sobre los costes relacionados con el servicio o los bienes suministrados en virtud del mecanismo de inversión del sujeto pasivo, puede recuperarlo mediante una reclamación del IVA de la UE.

El mecanismo de inversión del sujeto pasivo se creó cuando se reformó el sistema del Impuesto sobre el Valor Añadido de la Unión Europea para el lanzamiento del mercado único en 1993, con el fin de ayudar a simplificar la declaración del IVA en los 27 Estados miembros.

Cuando se aplica el mecanismo de inversión del sujeto pasivo, el receptor de los bienes o servicios declara en su declaración de IVA tanto su compra (IVA soportado) como la venta del proveedor (IVA repercutido).    Desde el punto de vista de las autoridades, pueden ver la transacción declarada en las casillas especiales previstas en las declaraciones para las entregas de bienes o servicios transfronterizos.

Normas del IVA intracomunitario sobre el lugar de prestación de servicios

Usted suministra bienes o servicios en los Países Bajos. Por lo general, no está implicado en el IVA neerlandés. En estos casos, el IVA se suele repercutir al cliente. Esto significa que el cliente paga el IVA y no usted. Esto se aplica en los siguientes casos:

Si se le aplica el mecanismo de inversión del cobro, no puede incluir el IVA en su factura. Deberá indicar en la factura “IVA revertido”. Se le permite deducir el IVA repercutido sobre los costes relacionados en los que haya incurrido.

Usted es un empresario alemán, tiene bienes en Rotterdam y los suministra a un empresario establecido en los Países Bajos. El IVA se le repercute a su cliente. Emite una factura sin IVA y hace constar en ella “IVA repercutido”.

Usted es un empresario belga y realiza trabajos de pintura en un edificio que pertenece a un empresario holandés. Su cliente está establecido como empresario en los Países Bajos. El IVA se repercute al cliente. Usted emite una factura sin IVA y hace constar en ella “IVA repercutido”.

Ir arriba