Se puede anular un contrato de alquiler una vez firmado

Cuánto tiempo después de firmar un contrato de alquiler se puede echar atrás en Carolina del Norte

Firmar un nuevo contrato de alquiler es como empezar desde el principio. El propietario y el inquilino redactan y firman un contrato completamente nuevo que incluye todos los nuevos términos, si los hay, que están acordando. La mayoría de las veces será la misma redacción del contrato original, con algunos términos añadidos o eliminados, pero el contrato original ya no será válido si lo has sustituido. Esto se aplica incluso si un término del contrato original no fue considerado por el nuevo contrato. Para demostrar que estás cancelando el contrato original y poniendo en marcha un nuevo contrato, debes incluir un texto que indique que ambas partes están de acuerdo en cancelar el contrato original.

También puedes acordar la firma de una enmienda al contrato de arrendamiento. A menudo se le llama adenda, pero el nombre no es realmente importante. Lo importante es que tanto el propietario como el inquilino firmen un documento en el que declaren que tienen la intención de realizar un cambio específico en el contrato de alquiler existente. Por ejemplo, el contrato original puede decir que no se permiten mascotas. El propietario puede aceptar que el inquilino tenga un perro si paga 50 dólares al mes en concepto de alquiler de mascotas. Si el propietario y el inquilino firman un apéndice a tal efecto, todas las condiciones originales del contrato seguirán en vigor, excepto la disposición de no permitir mascotas, que será sustituida por el apéndice.

¿Cuánto tiempo después de la firma de un contrato de arrendamiento puede volver a cabo en Virginia

Si alquila su vivienda, es probable que haya firmado un contrato de alquiler por escrito. Estos acuerdos suelen tener una duración de un año, tras el cual el contrato finaliza, a menos que tenga que mudarse antes. Aunque hay leyes que protegen a algunos inquilinos, como los miembros del ejército en servicio activo, en la mayoría de los casos, si necesita marcharse antes de que termine el contrato, estará a merced de su casero y de las condiciones del acuerdo que firmó. El mero hecho de mudarse sin llegar a un acuerdo con el propietario puede dar lugar a demandas judiciales y perjudicar su puntuación de crédito. Sin embargo, hay formas de negociar para cancelar un contrato de alquiler, dependiendo de tu situación y de las leyes de tu estado[1].

Periodo de gracia tras la firma del contrato de alquiler

Al rescindir un contrato de alquiler, el propietario debe enviar al inquilino un aviso de rescisión. Aunque los nombres de los avisos pueden variar en cada estado, los avisos de rescisión suelen ordenar al inquilino que haga una de las siguientes cosas:

Todos los estados permiten al propietario cobrar un depósito de seguridad cuando el inquilino se muda a una unidad de alquiler. Un depósito de seguridad es un pago al propietario para garantizar que el inquilino paga el alquiler y no daña la propiedad. Las leyes estatales regulan la cantidad que el propietario puede cobrar por el depósito de seguridad y cuándo debe devolverlo al inquilino.

Cuando un inquilino se muda, el propietario puede utilizar el depósito de seguridad para pagar lo siguiente: el alquiler no pagado, el desgaste más allá del uso ordinario y la limpieza para restaurar la unidad de alquiler a la misma condición en la que estaba antes de la ocupación del inquilino. Sin embargo, el arrendador no puede utilizar el depósito de seguridad para reparar los daños derivados del desgaste normal.

Terminar un alquiler implica analizar el contrato, las leyes locales y los detalles de sus circunstancias. La mejor manera de responder a cualquier pregunta que pueda tener sobre la rescisión de un contrato de alquiler es ponerse en contacto con un abogado local especializado en arrendamientos que pueda ayudarle a aclarar sus derechos y guiarle a través del proceso.

¿Puede un arrendador retractarse de un contrato firmado antes de la mudanza?

Un contrato de alquiler es un contrato entre un inquilino y un proveedor de alquiler (propietario). Una vez firmado, no existe un periodo de reflexión. Es importante entender lo que se acepta cuando se firma un contrato de alquiler.

Tanto el arrendador como el inquilino pueden solicitar que se incluyan determinadas condiciones en el contrato de alquiler. Por ejemplo, un proveedor de alquiler puede incluir una condición que diga que no se permite fumar dentro de la propiedad.

Un proveedor de alquiler o un inquilino no pueden acordar ninguna condición que sea incompatible con el término de la Ley de Arrendamientos Residenciales o el contrato de alquiler estándar. Esto no será válido. Por ejemplo, el arrendador no puede incluir una cláusula que diga que inspeccionará la vivienda cada mes.

Si la vivienda alquilada no cumple las normas mínimas, los inquilinos pueden rescindir el contrato de alquiler antes de mudarse. Los inquilinos también pueden solicitar una reparación urgente para que la vivienda cumpla las normas mínimas en cualquier momento después de mudarse.

Ir arriba