Tipos de contrato de trabajo en mexico

Derecho laboral

El contrato de trabajo indefinido es, quizás, el documento más conocido, y se otorga a aquellos que van a trabajar un horario regular para su empleador, tanto a tiempo completo como a tiempo parcial. Cubren a quienes son asalariados o trabajan por horas, y son continuos hasta que el empleado deja la empresa. Este tipo de contrato da derecho al empleado a toda la gama de beneficios y derechos laborales, definiendo sus horas de trabajo, responsabilidades y condiciones de pago.

El contrato de duración determinada es más popular entre los autónomos y contratistas, ya que establece una fecha de finalización del empleo. Por ejemplo, un contrato puede durar tres meses, seis meses o un año. El contrato puede prorrogarse, pero se establece para garantizar que el personal temporal o contratado tenga los mismos derechos que los empleados fijos.

En el contrato se especifican las fechas de contratación, así como el salario y los derechos que ya hemos mencionado anteriormente. Los que sobrepasan su contrato sin prorrogarlo se consideran entonces empleados fijos y deben presentar un preaviso si quieren dejar la empresa, de lo contrario son libres de irse en la fecha de finalización acordada.

Modelo de contrato de trabajo en México

Cualquier persona que preste servicios a otra persona física o jurídica se considera un empleado si esa persona trabaja bajo la supervisión o está subordinada a la persona física o jurídica contratante. Se debe tener cuidado en la redacción de los contratos de servicios en los que la intención no es formar una relación laboral.

La Ley exige que los empleadores celebren contratos de trabajo individuales con sus empleados. En México, el trabajo de un empleado se considera un “derecho” y los contratos suelen celebrarse por tiempo indefinido. Si el contrato no especifica el plazo, la ley presume que es indefinido. Se permite la contratación por un plazo definido para un proyecto específico si la naturaleza del trabajo es realmente temporal. Los contratos de trabajo por un periodo de prueba no están permitidos más allá de 30 días.

El gobierno no está facultado para imponer aumentos salariales, a excepción del salario mínimo. La Comisión Nacional de Salarios Mínimos de México fija periódicamente el salario mínimo por zonas geográficas. En la actualidad, el salario mínimo en la Ciudad de México (Región “A”) es de 48,67 pesos por día, lo que equivale a unos 4,42 dólares por día. La Comisión también establece rangos específicos de salarios mínimos para una serie de ocupaciones.

Desempleo en México

Sí. El artículo 123 de la Constitución mexicana establece los principios generales de la legislación laboral en dos secciones principales: una que se aplica a los empleados en general y otra que se aplica a los empleados del gobierno federal. El artículo 123 también indica qué industrias se consideran de competencia federal; todas las demás industrias no mencionadas específicamente se consideran de competencia local.

La Ley Federal del Trabajo es el instrumento legal a través del cual se regulan estos principios constitucionales para los empleados en general. Aunque es una ley federal, es aplicada por las autoridades locales (estatales) en relación con los segmentos de la industria que no están reservados a la jurisdicción federal.

La Ley Federal del Trabajo regula los derechos y las obligaciones de los empleados y los empresarios. También regula las condiciones procesales de los conflictos laborales y regula la organización de las juntas de conciliación y arbitraje, que son las entidades administrativas que resuelven los conflictos laborales.

Tasa de empleo en México

Toda relación laboral individual está sujeta al principio de “estabilidad en el empleo”, es decir, sujeta al derecho del trabajador a conservar su puesto de trabajo mientras la relación laboral lo requiera. La LF asume, como principio general, que un contrato de trabajo se ha celebrado por tiempo indefinido, a menos que la naturaleza o el tipo particular de servicio que se va a prestar requiera un contrato de trabajo para un puesto o plazo específico, o si las partes acuerdan celebrar un contrato de trabajo para la formación inicial o sujeto a un período de prueba. La LF establece que los contratos de trabajo por tiempo indefinido son para trabajos continuos, pero las partes pueden acordar que los servicios se presten por un plazo fijo y para trabajos periódicos con carácter discontinuo en los casos en que los servicios se requieran para ser prestados durante una temporada, o no se requieran durante toda una semana, mes o año.

La relación laboral de formación inicial es aquella por la que el trabajador se compromete a prestar sus servicios personales subordinados, bajo el control y supervisión del empresario, con el fin de adquirir los conocimientos y habilidades necesarios para realizar los servicios para los que es contratado. Este acuerdo debe establecer un periodo de formación de 3 meses, como norma general, y de 6 meses, para los puestos directivos. Los contratos de trabajo celebrados por tiempo indefinido o para un puesto de trabajo concreto o de duración superior a 180 días, pueden estar sujetos a un período de prueba de 30 días, o de hasta 180 días para los puestos directivos, con el fin de comprobar que el trabajador tiene los conocimientos y habilidades necesarios para realizar los servicios para los que ha sido contratado.

Ir arriba